You are currently at our Spain (Spanish) website. We also offer a wide range of products with direct customer service in many locations worldwide.
All locations

Cómo y dónde almacenar los neumáticos

Si sueles cambiar los neumáticos de verano por los de invierno y viceversa, tendrás que pensar dónde guardar el juego que no utilices durante los meses correspondientes.

Almacenar los neumáticos fuera de casa

En países donde los neumáticos de invierno son obligatorios, es relativamente fácil encontrar "hoteles" para los neumáticos. Si no sabes dónde está el centro de almacenamiento más cercano, consulta a tu distribuidor local de Uniroyal..







Cómo almacenar los neumáticos:

  1. Averigua si hay un hotel de neumáticos cerca de tu casa.
  2. Si no, encuentra un lugar fresco, limpio y seco para almacenarlos
  3. Limpia los neumáticos con un jabón suave y deja que se sequen al aire
  4. Marca su ubicación original en el flanco del neumático
  5. Envuelve cada neumático en una bolsa negra opaca
  6. Almacena los neumáticos con llanta horizontalmente
  7. Almacena los neumáticos sin llanta verticalmente
  8. Gira los neumáticos periódicamente para evitar que se sequen

 




Almacenar los neumáticos en casa

Quizá te resulte caro o simplemente demasiado incómodo guardarlos fuera de casa. Así que si vas a guardarlos tú mismo, la pregunta es cómo y dónde almacenar los neumáticos para que se mantengan en un estado óptimo.

Lo más importante que hay que evitar es que se produzcan grietas en la pared del neumático. Esto ocurre cuando los neumáticos no se utilizan durante un largo período de tiempo. Cuando los neumáticos están en movimiento, determinadas sustancias químicas actúan contra la oxidación causada por la luz UV y mantienen los neumáticos flexibles. Sin embargo, cuando no están en movimiento, estas sustancias químicas no se reparten uniformemente y aparecen zonas secas.

Por tanto, necesitas reducir al mínimo la exposición a la radiación UV mientras los neumáticos estén almacenados. Una vez que los hayas limpiado usando un jabón suave y hayas dejado que se sequen al aire, utiliza un rotulador para neumáticos para marcar su ubicación original (parte delantera izquierda, trasera derecha, etc.). A continuación, envuelve cada neumático en una bolsa negra opaca. Puedes comprar bolsas de protección de neumáticos en tiendas dedicadas al motor o usar bolsas de basura negras. Antes de cerrarlas, intenta sacar todo el aire que sea posible. 

No almacenes los neumáticos sobre el suelo, mejor en una estantería, en un lugar fresco, seco y limpio. Mantén los neumáticos lejos de cualquier fuente de calor o de agua caliente. 

Si los neumáticos están aún montados en la llanta, puedes almacenarlos en posición horizontal uno sobre otro, flanco contra flanco. Si los vas a almacenar sin llanta, hazlo en posición vertical, con los flancos tocándose. Recuerda que para que las sustancias químicas antioxidantes lleguen a toda la circunferencia del neumático, deberás girar los neumáticos periódicamente, un poco cada vez.

Incluso aunque hayas guardado los neumáticos cuidadosamente, también se pueden secar por falta de uso. Antes de volver a montarlos en el coche, comprueba detenidamente que no tienen ninguna grieta. En caso de duda, pide a tu distribuidor local de Uniroyal que lo compruebe por ti. 




Temas relacionados